Cómo Trabajamos

La etimología de la palabra artesanía, deriva de las palabras latinas «artis-manus» que significa “arte con las manos”. Lo que conocemos como trabajo artesanal abarca desde el principio de la historia del hombre hasta el siglo XVIII. Las artesanías se originan desde el periodo Preclásico  (más o menos 1500 AC), y son artículos producidos a mano, con o sin el auxilio de herramientas pequeñas, maquinarias o implementos, manejados directamente por el artesano, generalmente con la mano o con el pie.

Las primeras artesanías elaboradas fueron la cerámica, tejidos para la ropa, petates, piedras de moler, redes para pescar, cestería, lanzas de obsidiana, etc.  Los principales usos a los que se destinaba la artesanía fueron el ritual o religioso y el utilitario (de uso domestico y de trabajo).   

A través de las diferentes culturas, se ha generado una evolución en la creación artística. Aunque, en realidad, la artesanía no tiene historia, si concebimos la historia como una serie ininterrumpida de cambios. Entre su pasado y su presente no hay ruptura sino continuidad.

Figura de artesanía maya. Museo de Sitio de Palenque

Civilizaciones como los mayas, plasmaban en sus obras muestras de sus costumbres y temores. Para ellos, pintar o tallar eran actividades ejecutadas para obtener un favor de los dioses. En ese contexto anímico y espiritual no existía el arte en cuanto a tal. Aunque no se descarta que las obras escultóricas o arquitectónicas fueran realizadas buscando satisfacer un placer estético, sin embargo, el ideal era enmarcar toda actividad humana dentro del ámbito de lo sagrado. La sociedad maya era eminentemente religiosa, esa urgencia por moverse en un tiempo y un espacio sagrado, llegó a ser una obsesión, incluso no para los encumbrados intelectuales y científicos.

La cerámica fue rica y variada, desde vasos y platos, hasta objetos para culto. En su mayoría, los objetos eran pintados con motivos geométricos, aunque también representaban animales y figuras sagradas. Las decoraciones incluyen textos escritos en maya con escenas de nobles, episodios militares, imágenes de gobernantes, de seres sobrenaturales, etc. Esto nos hace pensar que fueron hechas por artesanos nobles y firmadas por ellos, para poder afianzar alianzas y como ajuar funerario.

En la antigua Grecia, los griegos no solían distinguir al artista del artesano. Como resultado de ello, algunas actividades consideradas como artísticas en la época contemporánea, eran parte integrante de la artesanía en la antigua Grecia, en la medida que se expresaban en la fabricación de un objeto concreto.

Cerámica griega. Lagena decorada con instrumentos musicales, 150-100 a. C., Museo del Louvre

 

Gran parte de la artesanía de la Antigua Grecia formaba parte de la esfera doméstica. Sin embargo, la situación fue cambiando gradualmente entre los siglos VIII y IV A. C. con el incremento de la comercialización de la economía griega. Los griegos fueron especialistas en la fabricación de determinados artículos, como los de metal (armas, armaduras), pero sobre todos destacó uno: la cerámica. Ésta se exportaba en grandes cantidades por todo el Mediterráneo y el Próximo Oriente, siendo muy apreciada por los diversos pueblos de la Antigüedad. La artesanía fue, por tanto, un gran impulso económico en la Grecia antigua.

 


Metalurgia en la Edad Media. Picaporte de forja. Museo etnográfico de Ripoll

En la Edad Media, el trabajo se realizaba de manera manual, empleando sólo tecnología rudimentaria. Se trabajaba en pequeños talleres, que solían coincidir o estar muy cerca de la casa del artesano. El artesano empleaba un elevado número de horas para fabricar cada uno de los productos, de principio a fin. Cada producto era individual, original y diferente del anteriormente fabricado. La producción era baja y se destinaba al mercado local.

Durante el final de la Edad Media, emergieron los gremios artesanales, con especial interés en conservar y defender al mismo tiempo sus intereses pecuniarios, asociándose y estructurándose en organizaciones corporativas, para establecer lazos de diversa índole con otros artesanos.

Los historiadores de la antigüedad consideraban como artesano a un individuo con una pericia especial y que producía bienes materiales destinados a la comercialización.

Incluso en nuestros días, para muchas personas, la artesanía es un término medio entre el diseño y el arte. Crea con Historia pretende aunar diseño y arte, de un modo artesanal, de manera que la estética tenga un papel destacado, pero donde el sentido práctico del objeto elaborado también sea importante.

Como hemos visto, la artesanía puede tener un fin estético, ritual/religioso  o funcional, pero en cualquier caso, su elaboración siempre combina el diseño con el arte. Tal es así que, es posible acercar la artesanía al Arte; se pueden utilizar la técnica y habilidades adquiridas, como forma de expresión artística. El resultado de este tipo de actividad son las “piezas únicas” o series limitadas. El artesano aboga por diferenciarse de los productos industriales, enfocando su trabajo en esta dirección.

Crea con Historia pretende acercarte a “este modo de hacer”. Adéntrate en nuestro mundo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s